Un cliente muy exigente…

7:30am Armemos estrategias…

9:30 am Llamemos a clientes…

11:30am Enviemos cotizaciones…

14:30pm Programemos reuniones…

Cada una de estas acciones, nos llevan a un número de clientes cada vez más grande, lo que hace que la empresa sea más conocida y tenga más productividad. Pero qué pasa cuando esos textos se convierten en mensajes como:

5:00am Quisiera que el texto este más centrado…

12:30pm Espero su llamada para hablar de unas cosas que no me gustaron…

17:30pm El color está muy opaco…

19:00pm Antes me gustaba esa tipografía, pero ahora prefiero esta…

Conseguir clientes es una de las tareas que se debe de hacer con un crítico análisis para ver lo mejor para la empresa. El encargado es el departamento de ventas, ya que ellos son los responsables de seguir con el seguimiento correcto hasta llegar al objetivo principal, la compra del servicio.

Cada cliente es distinto y hay que crear estrategias correctas para que cada uno de los clientes de una empresa sea atendido de la mejor manera y así demostrar  lo que la empresa es capaz de hacer.  Sin embargo, cada vez que un cliente entra a ser parte de la empresa, debemos de colocarnos la camisa de la marca a la cual le vamos a trabajar, siguiendo estos pasos:

  1. Escuchar: Debemos de prestar atención a lo que el cliente solicita, escuchando sus necesidades, problemas y situación actual de la empresa.
  2.  Informar: Luego de haber escuchado al cliente, es momento de que él nos escuche a nosotros, dando las pautas necesarias para que haya una comunicación efectiva, mostrando horarios, personas a cargo de la comunicación y los servicios los cuales se pactaron y principalmente ver los canales de comunicación para tener una comunicación adecuada. De la misma manera nos tenemos que informar de la competencia de nuestro nuevo cliente.
  3. Recomendar: Al tener a un cliente nuevo, lo mejor es estar al tanto de la competencia, para poder recomendar estrategias que podrían hacer crecer la marca y poder posicionarla en la mente del grupo objetivo, para poder llevar la marca a la cual representamos a otro nivel.

Por lo que nunca hay que tomar al cliente exigente como un problema que genera estrés, si no como una oportunidad de productividad a la empresa y así ser aún más reconocidos con la agencia de publicidad.

Escrito por:
Cristina Ruano 

Community Manager
Grupo WEB Marketing

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *